Se escribirán cartas de amor gratis en la entrada a la máquina de la soledad/ Teatro El Galeón

13632657_10153716573948616_738947792_o

Fotografía de Julio Llorente

Frida Robles acoplará su proyecto de escribana itinerante, escribana de cartas de amor gratis, a las activaciones de “La Máquina de la Soledad” en la Ciudad de México. Frida estará una hora y media antes de cada pase, ubicada en su escritorio a la entrada del Teatro El Galeón por si alguien quiere venir a pensar junto con ella, el amor, el amor también como configuración social y acto político. Los horarios y las fechas aparecen más abajo.

Frida nos explica: “Hace unos meses empecé una investigación a ras de calle sobre la noción de amor. Por un periodo de tres meses, como inquilina del escritorio del admirable José Edith, me dediqué a escribir cartas de amor en la Plaza Santo Domingo. El detonante de esta investigación fue la agobiante intuición de una falta, mi parco o nulo entendimiento en torno al amor. Me pregunté cómo era posible que a mi edad no entendiera de historias de amor. Intuí que mi falta podía ser contrarrestada en un diálogo abierto. Una reflexión pública y participativa de nuestra configuración del amor es necesaria. Como diría el filósofo Alain Badiou, el amor debe ser reinventado pero aún más importante, debe ser protegido, porque se encuentra amenazado por muchos frentes. México está pasando por situaciones sociales alarmantes en donde la violencia gore y su espectacularidad son la moneda de cambio del discurso público. ¿Qué implica entonces hacer un llamado público y escrito para reflexionar sobre nuestras ideas en torno al amor? ¿Es el amor algo más que el “romántico”? ¿Se puede pensar al amor como un acto político? ¿Cómo una acción cotidiana? ¿Cómo una configuración social? ¿Cómo un acto consciente?”

13579852_10153716573968616_2118909299_o

Fotografía de Julio Llorente

Horarios de escritura de cartas de amor gratis, entrada del Teatro El Galeón, Centro Cultural del Bosque

jueves 7 de julio de 18:30 hrs a 20:00 hrs
viernes 8 de julio de 18:30 hrs a 20:00 hrs
sábado 9 de julio de 17:30 hrs a las 19: 00 hrs
domingo 10 de julio de 16:30 hrs a las 18:00 hrs

jueves 14 de julio de 18:30 hrs a 20:00 hrs
viernes 15 de julio de 18:30 hrs a 20:00 hrs
sábado 16 de julio de 17:30 hrs a las 19: 00 hrs
domingo 18 de julio de 16:30 hrs a las 18:00 hrs

Tampico, papel avión. El principio de la ruta mexicana

CARTEL FINAL PAPEL AVION CON LOGOS(1)Lo hemos conseguido, ya estamos en México, a punto de trazar el principio de la pequeña ruta. Nos encontramos aquí con nuestra multitud de maletas, llenos de emociones encontradas. Estar aquí y ahora en México para abrir la puerta que conduce al diminuto espacio de la máquina de la soledad, abrirla por entre los afectos subterráneos, los que quedan suspendidos en la máquina de la colectividad silenciosa, y observar qué sentido tiene intercambiar aquí y ahora, la intimidad de lo sutil.  El objeto-carta es el vehículo de la auscultación. ¿Qué sentido tienen la delicadeza, la ternura, la intimidad, el detenimiento, la lentitud, los pequeños ritos escriturales y sus consideraciones éticas, en un país como México aquí y ahora? Haremos resonar las preguntas en Tampico. Tampico, papel avión, una célula de experimentación en torno al objeto carta en el puerto, desprendida y secundada por los dispositivos que usamos en la máquina de la soledad. La Guarda Teatro será el centro de este laboratorio, al que se suma la experiencia condensada, compartida por los compañerxs que activan el Teatro para el Fin del Mundo desde ahí. Mostraremos los resultados el 1 y 2 de julio. Gracias por esta acogida. Aquí comenzamos.

LA RED DE LAS (LOS) ESCRIBIENTES

Petra, la máquina de escribir de la escribana Lourdes Alva

La Sra. Lourdes Alva coloca el papel sobre Petra, el nombre que le ha dado a su máquina de escribir, una vieja Olimpia de color blanco; escribe una plegaria matutina que se queda ahí suspendida hasta que aparezca un cliente esporádico que le lleve a sustituir la hoja. Últimamente el rezo pasa días enteros detenido frente a los ojos de la escribana, quien ha levantado una catedral invisible sobre el cuerpo de la máquina. Pesa, Petra, pesa pero acompaña, testimonia, ha dado 72 años de comer.
El once de febrero del 2013 conocimos a Lourdes y a Petra, ambas llevan todo el tiempo señalado en el escritorio número 36 de la Plaza de Santo Domingo. Han visto cambiar el mundo, han visto la mudanza de la coreografía de las manos sobre objetos distintos que han servido para lo mismo: del tintero al bolígrafo de los caligrafistas, luego a la Oliver de los escribanos como ella, y ahora el paso a los que hoy en día prefieren una máquina eléctrica pero que después no han podido llegarle al precio de una computadora. Y es que, los soportales de Santo Domingo en el centro de la ciudad de México, se mantienen así, como un memorial de las obsolescencias escriturales. Nos cuenta Lourdes: “Por el año de 1960 todos los escribanos de este lugar, nos dedicábamos a escribir muchas cartas de amor, porque muchos de los enamorados no tenían el suficiente valor para enfrentarse a su amada y recurrían a una carta para poder expresar sus sentimientos hacia ella.” Lourdes heredó el oficio de su padre, porque las más de las veces este es un oficio de herencia, hay mecanógrafos de cuatro o tres generaciones sentados en sus viejos escritorios a lo largo de la arcada.

Lourdes y Petra fueron el principio de la máquina de la soledad. Con ellas recorrimos un par de estancias con conversatorios abiertos al público ¿Qué hay detrás de alguien que lleva 72 años escribiendo cartas por encargo? Lourdes teclea una y otra vez sus rezos sobre Petra, un objeto que se ha personalizado radicalmente en su vida, un bio-objeto entonces, una prótesis subjetiva, una extensión vibrátil de su biografía, nos sentamos en su escritorio y hablamos muchas, muchas veces desde esta su oficina abierta.

Collage de Lourdes

Algunos de los encuentros con la escribana Lourdes Alva

Más adelante, en otro escritorio, está otro protagonista de la máquina de la soledad, el Sr. José Edith González de 81 años. Lleva 48 años de escribano. Es defensor de derechos de la gente del campo. Lo vemos a lo lejos, atendiendo a la Sra. Chuy de Tepito que va sobre silla de ruedas, le ayuda a redactar una carta afectiva dirigida a los médicos. Fuimos a su casa a tomar café cuando estuvo enfermo. Sus dedos tiemblan cuando no están tecleando. Nos habla de libros, del arte de cronicar, de interceptar el silencio, del poder de inmiscuirse en la psique de los demás. Le regalamos un libro por vez, poemas, ensayos, y cuando nos volvemos a ver, nos los recita de memoria. Además de ser escribano es un escritor. Nos cuenta: “Más de 200 años de ejercer el oficio en el Portal de Santo Domingo. Inicialmente fueron los amanuenses (su manguillo, tinta, un lienzo de algodón para secar, un recipiente de agua). Escribían lo mismo que escribimos ahora, cartas de amor (y contra ellas), y toda la gama del epistolario. Siendo una organización gremial, siempre ha existido renuencia al cambio, ahora y antes nos apodaron “Los Evangelistas”. Escribanos es la otra función que desempañamos, el primer rango es sólo copiar de textos o escribir lo que nos dictan. Como escribanos, intervenimos en la redacción, ayudamos a analfabetas y a eruditos. El escribano resuelve problemas, hemos revertido dictámenes de locura (por ejemplo), para ello se requiere estar en plenitud emocional.” Para José Edith, las cartas son algo parecido a lo que de ellas pensaba Carlos Monsiváis: “un ensayo de la personalidad […] uno de los métodos culminantes de la construcción de la psicología individual.” José Edith se adentra en el instante en el que el sujeto desea pero calla. Resuelve ese inventario de lapsos con su máquina Hermes, la conclusión ética de ese acto de traducciones es la génesis de un nuevo objeto de papel. Tú te lo llevas, y cualquiera que sea su porvenir, José Edith irá para siempre ahí impreso, en cada uno de esos frágiles perímetros de destino transitorio.

collage edith 2

Algunos encuentros con el escribano José Edith González

Al paso de la máquina de la soledad por sus rutas, preguntamos por los y las escribientes en cada región. Cada vez son menos los que quedan. En los países en donde el analfabetismo y las condiciones precarias de la vida predominan, ellos resisten, tienen el trabajo asegurado. Son consejeros comunitarios, redactores de documentos oficiales, se saben todos los trucos de la burocracia. Así conocimos a la tercera protagonista de la máquina de la soledad, la Sra. Elvira Hernández de los portales de San Luis Potosí. Ella vino al estreno de la obra con toda su familia. El archivo de sus memorias es de los más amplios, colecciona vivencias en las que ha intervenido, para apoyar diversas causas con su don de redacción. Dice: “Soy una persona, que desde era chica he trabajado, nunca he dejado de hacerlo, benditos mis padres que me enseñaron a ganarme el pan que me como, a la edad de 17 años, llegué a trabajar aquí, a las máquinas de escribir.” Ella ha ayudado a muchos familiares de migrantes a escribir sus cartas, a gente de la tercera edad que ya no puede escribir, a mujeres que han padecido violencia doméstica, la gente acude con ella para subsanar con la confección de cartas, conflictos personales que le dan a su escritorio un aire de asequible consultorio terapéutico. Elvira nos sonríe, mientras descansa sus manos sobre el cuerpo de su máquina de escribir.

Collage Elvira

Encuentros con la escribana Elvira Hernández

Los (las) escribientes en devenir

Hemos iniciado una nueva etapa de la máquina de la soledad, en donde haremos resonancias, micro-redes del acto de ser escribana, escribano en otros contextos, principalmente en zonas de conflicto, sitios en los que habitan o transitan comunidades vulneradas. Estas acciones persiguen la indagación del objeto-carta como herramienta etnográfica, y del hecho ético escritural que entraña al escribiente para sondear en otros territorios afectivos. La primera de estas acciones se llevó a cabo en el Festival de la Bestia, encuentro artístico multidisciplinario para el migrante en tránsito en la sede de Las Patronas (Amatlán de los Reyes, Veracruz). Mujeres que durante más de 20 años han alimentado voluntariamente a los inmigrantes que viajan hacia Estados Unidos en el tren de la muerte. La acción fue realizada por Ángel Hernández y pronto publicaremos parte de la experiencia. Otra acción de escribiente en estado de emergencia, está por comenzar en varias comunidades alrededor de ciertas localidades de Colombia por parte de Francisco Arrieta.

12792175_955619891190706_9075586851189800590_o

Ángel Hernández como escribano en la sede de Las Patronas durante el Festival de La Bestia. Foto cortesía del Festival de La Bestia

Escribanos de urgencia, escribanos que hacen observación participante, que recaban datos con autorización de los corresponsales. La subjetividad del escribiente empleada como estrategia para diagnosticar determinadas psicologías sociales, y la portatibilidad del escritorio y su praxis íntima y pública como performatividad.
Gracias a Francisco Arrieta hemos podido contactar vía carta con uno de los tantos escribientes de Medellín, en donde el oficio es aún vigente. El Sr. Hernán de Jesús Macías, iniciado en esta labor desde 1978. Nuestra idea es también generar una red de comunicaciones entre algunos escribanos veteranos, ponerlos en contacto para que dialoguen sobre sus oficios en puntos geográficos diversos. El Sr. Hernán de Jesús espera una carta del Sr. José Edith y viceversa, para abrir un sutil red de afecto escritural entre escribientes.

12483837_10206675829747250_1366921510_n

El escribano de Medellín, Colombia, Hernán de Jesús Macías. Fotografía de Francisco Arrieta.

Un aspecto en el que concuerdan todos y todas las escribientes con los que hasta ahora hemos tenido contacto, es el sentirse satisfechos por servir y contribuir en algo con la hechura de sus cartas a la sociedad. Dice el Sr. Edith: “La sociedad nos moldea para que seamos útiles, nosotros somos temporales, estamos siempre al servicio de la sociedad.” Lourdes, Elvira y Hernán así lo reiteran, son servidores públicos, comunitarios, en atención constante a la ciudadanía que principalmente carece de recursos económicos. El Sr. José Edith se autodenomina “abogado de los pobres.” Nosotros seguimos la búsqueda, pronto abriremos una nueva categoría en este sitio para seguir el devenir de los escribientes que resuenan a la par de nuestro proyecto.
Nos gustaría que la máquina de la soledad se saliera de sí misma cada vez más.

CARTAS DEL PÚBLICO. Intercambio de escrituras sin aceleración

De un tiempo para acá, una parte sustancial de nuestra investigación ha sido el intercambio de cartas con el público. Hemos recibido cartas abiertas muy duras hacia gente que ya no está, cartas con memorias concretas sobre el hecho en si mismo de la escritura de las cartas, cartas de niños y niñas que nunca habían escrito una carta excepto a los Reyes Magos, paquetes regalo con Historias de Vida encontradas en los mercadillos, pequeñas obras de arte-objeto sobre las cartas, poemas, cartas de personas de la tercera edad que viven solas aisladas de la tecnología, cartas de profesores de colegio que han creado dinámicas pedagógicas con la escritura de cartas después de ir a la máquina (y los testimonios de los alumnos), cartas de anécdotas surrealistas acerca de escrituras encontradas en botellas tiradas al mar, nuestro propio sobre ampliado como una carta gigante, cadáveres exquisitos, recuerdos de carteros, cartas de amigos que se han vuelto a escribir cartas o se han puesto a re-utilizar la máquina de escribir, Etcétera.
Si usted está esperando respuesta, es un hecho que le contestaremos; no se desespere que vamos sin prisa y por momentos tenemos el escritorio repleto. Si usted dejó una carta abierta de esas que no sabemos cómo entregar, suponemos que imagina que la haremos despegar, ahí en donde ya le hemos contado. Agradecemos al público por hacernos llegar todas estas palabras y papeles, estaremos a la altura. Hemos devenido en cierta modalidad de escribanos que reciben, re-activan y re-distribuyen en otros modos, los tejidos del uno frente a una antigua tecnología, muy esencial. Llegará un momento en que nos corresponda generar un documento de otro tipo con estos intercambios, por lo pronto, comenzaremos la fase de engrosar el “Archivo de Memorias” del proyecto, a partir de la puesta en práctica de estas maquinarias solitarias.cartas del público

Memoria de las 50 primeras activaciones

Se soñó, se imaginó y habló, se creó e iluminó, se mostró, se empacó, se estrenó, se envió, se cargó y descargó, se contempló, se rodó, fue y volvió….estas han sido las primeras 50 veces que activamos la máquina de la soledad y acaba ahora la primera parte de su gira. Todo descansa en la oscuridad de las cajitas, las mesillas, maletas, baúles y cajones, apilado en el taller.

En el camino aparecieron tesoros que se sumaron al inventario de esta pequeña nave para 48 pasajeros y dos tripulantes. Muchas historias de vida nos han regalado a nuestro paso, algunas todavía siguen llegando a través del correo a nuestro buzón. Un material sensible y de incalculable valor que irá poco a poco formando parte de nuestro archivo de memorias.

Gracias a quien asistió, a quien repitió, a quien escribió, a quien apostó a ciegas, a quien llamó o a quien contestó y nos acogió y muy especialmente a:

Iberescena y el TNT de Terrassa, a los escribanos Edit, Elvira y Lourdes, a Manuel y Elisa, a Javier y su mamá, a David y Anita, a Ivan Puig, a Marcela Armas, a David Continente, a Catalina Juárez, a Dalia Huerta y a Bindu, a Xabi Bobés, a Jordi Fondevila, a Jordá Ferré, a Iazua Larios, a Rober, a los Calandria, a Claudio y Charo, a Lirio y Martí, a Anselmo y María, a Cabo San Roque, al Rinoceronte Enamorado, a la Máquina de teatro y a todas las personas anónimas que de algún modo han acabado entre los cajones y cajitas de la máquina de la soledad.

Volverá a ponerse en marcha en Septiembre del 2015….hasta entonces!!

Proceso baja

PROCESO

Partida Baja

PARTIDA

San Luis Baja

SAN LUIS POTOSÍ. EL RINOCERONTE ENAMORADO. AGOSTO 2014

Llegada a Europa Baja

LLEGADA AL SUR DE EUROPA

Terrasa Baja

TERRASSA. FESTIVAL TNT. SEPTIEMBRE 2014

Girona Baja

GIRONA. TEMPORADA ALTA. NOVIEMBRE 2014

IMG_1689_Fotor_Collage

BURGOS. ESCENA ABIERTA. ENERO 2015

Tudela Baja

TUDELA. TEATRO DEL INSTITUTO. FEBRERO 2015

Barceloa Baja

BARCELONA. LA PEDRERA. NOVES ESCENES, NOVES MIRADES. FEBRERO 2015

Santiago Baja

SANTIAGO DE COMPOSTELA. ESCENAS DO CAMBIO. FEBRERO 2015

San Sebastián Baja

DONOSTI – SAN SEBASTIAN. DFERIA. MARZO 2015

Vigo Baja

VIGO. FESTIVAL ALT. MARZO 2015

Olot Baja

OLOT. TEATRE PRINCIPAL. ABRIL 2015

Lleida Baja

LLEIDA. TEATRE L´ESCORXADOR. ABRIL 2015

Pamplona Baja

IRUÑA-PAMPLONA. TEATRO GAYARRE. MAYO 2015

Lisboa 1 Baja

LISBOA. FESTIVAL INTERNACIONAL DE MARIONETAS E FORMAS ANIMADAS. MAYO 2015

Lisboa 2 Baja

LISBOA. FESTIVAL INTERNACIONAL DE MARIONETAS E FORMAS ANIMADAS. MAYO 2015

Granada Baja

GRANADA. FESTIVAL DE TEATRO DE OBJETOS. MAYO 2015

Fin de gira Baja

FIN DE LA GIRA. JUNIO 2015

Procesos del Teatro de Objetos Documental

10382538_10152757851749277_5866898890541388452_o

Por iniciativa de Carmen Pardo, la Universidad de Girona nos invita a la Cátedra de Arte y Cultura Contemporánea para hablar sobre Procesos del Teatro de Objetos Documental. Cuánto habrá que decir acerca de la fuerza testimonial y afectiva que rodea a determinados vestigios materiales. Habitaciones sin sujeto, residuos, cartas, altares y anti-altares, relicarios pequeños, relicarios gigantes, prendas, ETC. Fragmentos matéricos que son una de las fuerzas de nuestras comunidades del dolor y que desde sus ser simbólico, permiten que cada ausencia no pierda su nombre, su rostro, su presencia. Pensamos que la atención a los fragmentos simbólicos son también un acto de resistencia al anonimato y a la insensibilidad. See More

 

El taller de Anselmo

taller

La máquina de la soledad se prepara para el estreno en el festival TNT de Terrassa, Catalunya. Ya ha llegado a España después de haber estado por México y se instala en un espacio de los años cincuenta para adquirir su nueva forma, en el viejo taller de bicicletas de Anselmo.

AG

93Hijo de molineros, Anselmo, nació en Bozate, el barrio Agote de Arizkun en el valle del Baztan, cerca de la frontera donde el “extraperlo” era un modo de vida, en esa época se cruzaba al otro lado en burro pero se volvía a pie. El burro con la carga conocía el camino de regreso a través de monte.

agoteextraperlo

El mayor de los 11 hermanos heredaba la casa y los padres, así que Anselmo bajo al sur y trabajó de molinero algún tiempo. Cuando pusieron la luz eléctrica en el pueblo ésta se encendía desde el molino al atardecer, su ayudante cada día le decía: “espera Anselmo, espera que me prepare”, cogía la bicicleta, “Ahora”, y salía corriendo al tiempo que Anselmo accionaba el interruptor, siempre llegaba un poco más tarde que la corriente pero él no dejaba de intentarlo.

María y el Vasco

Allí, Anselmo cambió el euskera por castellano, se enamoró de María y montó su taller de bicicletas apenas sin saber de mecánica. Aprendió sobre la marcha. Reparaba, alquilaba y vendía bicicletas y trajo las primeras motos al pueblo. Era conocido como el Vasco, nunca perdió su acento, tuvo dos hijos y cuatro nietos, pasó el tiempo y la vida y el taller cerró.

primeras bicicletas

herramientas

Ahora, después de más de 30 años, la máquina de la soledad se construye de nuevo aquí, a la vez que reanima la historia del lugar, en un pueblito de Navarra en donde todos los ancianos van en sus bicicletas BH….Gracias Anselmo y gracias María porque aunque ya no están físicamente, nos han dejado los secretos y la memoria de su casa-taller.

pelotapapel-pared

No hay más entradas.