El Buzón de Joana

el buzón de joana 3

Cuando Joana Raja de 57 años, vino a vivir en su piso (departamento) en Barcelona, se encontró con que en la esquina habían colocado un buzón junto a un olivo, y su vez frente a un banco para que la gente se pudiera sentar. Desde hace 33 años ella ha visto la vida que ha llevado el buzón, que parece un jubilado más, entre todos los del barrio que se colocan a su alrededor en el sol o en la sombra, según la estación. Ese buzón ha sido para Joana una especie de entidad mágica en sus mejores años. Para ella ha llegado a representar un ser dotado de vitalidad: “anda, sé bueno y haz que me respondan”. Pero como el tema postal a decaído mucho, ella también lo ha ido abandonando. Aún así Joana “lo mima” -en sus palabras- y siempre que escribe una carta, como esta que nos ha mandado, lo alimenta.
Una vez, el buzón apareció con la ranura tapada por un cartón, no había ninguna nota aclaratoria. Al volver por la noche, el cartón ya no estaba. ¿Estaba el buzón inoperante o no? para salir de dudas, dejó un nota con sus datos dentro del buzón, con esta pregunta. Y ese mismo día encontró una nota del cartero en donde le decía que el contenedor de intimidades seguía activo. Este acto le hizo pensar que hay muchísima gente, que basa su sustento en el hecho de que nos sigamos escribiendo cartas. Un gran gremio depende del acto escritural masivo.
“Espero que no quiten nunca el buzón, aunque lo maltraten un poco”. Pues ahora su buzón está lleno de otras escrituras urbanas, graffitis; él ha sido testigo de tantos gestos, apariciones y desapariciones, y sigue ahí, erguido, amarillo, silencioso.
El padre de Joana se sentó junto al buzón y el olivo durante muchos años, hasta que el alzheimer le hizo olvidar todas las historias, se olvido de su familia y casi se olvidó de sí mismo; falleció de olvido. Este buzón y todos los buzones, quizás, nos sobrevivirán, quizás quedarán como una reliquia metálica erigida, que decora y acompaña, todos los tránsitos de la vida.
Joana no deja escapar la oportunidad para mandar una carta, y lanzarla como ella dice, “a su amado buzón”.

el buzón de joana

Responder a El Buzón de Joana

Responder

HTML básico está permitido. Tu email no será publicado.